Cómo construir un parque de bolas

Cómo construir un parque de bolas

Para los más pequeños de la casa, no hay nada más importante que un parque infantil: un lugar donde la diversión, los juegos y las golosinas son la mejor conbinación. Los parque de bolas son uno de los tantos parques infantiles destinados a brindar seguridad y diversión en la misma medida, pero construir uno no es tan sencillo como parece.

Los parques infantiles están conformados por docenas de juegos y mini parques que han sido diseñados para el uso exclusivo de los niños. Estos parques tienen una estructura pequeña, segura y sumamente colorida. Además, el uso de goma, esponja y cualquier otro material resistente pero suave al contacto, es de vital importancia en la creación de cualquier juego que esté en el parque.

Es por esto que los parques de bolas son una de las mejores opciones para cubrir el ocio infantil, porque son seguros, divertidos y llenos de mucho color, algo que sin duda será del agrado de los niños y de los padres.

Los beneficios de los parques de bolas

Para los más pequeños del hogar, pasar una o dos horas jugando dentro de un parque de bolas es una experiencia divertida, pero detrás de toda la diversión, hay ciertos beneficios que no se pueden pasar por alto:

  • Ayudan a que los niños realicen ejercicio y desarrollen sus habilidades motrices.
  • Es una vía para que los niños lleven a cabo sus fantasías y aventuras de juego.
  • Los ayuda a expresar y descargar todos aquellos sentimientos que no saben cómo drenar.
  • Les ayude a socializar con otros niños.

Y ni hablar de los beneficios que le trae a los adultos, porque uno de las razones detrás de los parques de bolas es que sus padres puedan hacer otras actividades mientras los niños están jugando.

Guía definitiva de parques de bolas

A la hora de construir un parque infantil, es necesario saber qué elementos son los ideales, y los parques de bolas son una opción rápida de crear, así como económica y bastante divertida (incluso para los adultos si es lo suficientemente grande).

En esta guía definitiva de parques de bolas se hablará sobre qué son, cómo se pueden crear y cuál es su costo. Luego de leer este artículo, cualquier persona podrá construir un parque de bolas en su casa o dentro de un parque infantil como negocio.

Qué es un parque de bolas

Un parque de bolas es una estructura desarrollada para impulsar las capacidades psicomotrices de los niños en un espacio cerrado, con grandes dimensiones, y cientos y cientos de pelotas de goma.

Estos parques se pueden encontrar en cualquier establecimiento, como centros comerciales o tiendas, lo cual los convierte en el lugar ideal para llevar a los niños durante el otoño o el invierno. Cabe destacar que la mayoría de los parques de bolas se construyen bajo techo y con un equipo de monitoreo que le brindará seguridad a los niños, y tranquilidad a los padres.

Los parques de bolas se pueden encontrar en diferentes formatos: ya sea en piscinas de agua repletas de bolas, toboganes o paneles dentro de un parque infantil.

Cómo construir un parque de bolas

Los parques infantiles tienen su ciencia, como todo en la vida, y para crear un parque de bolas, se requiere tener conocimiento en los tipos de materiales ideales para juegos de niños, dimensiones y cualquier otro detalle que sea clave para construir un espacio de juego seguro y divertido.

Saber cómo crear un parque de bolas es una gran ventaja para cualquier persona que esté interesada en armar uno en su casa o abrir un parque de ocio infantil que tenga uno de estos espacios en ella. ¡Y ni hablar de aquellos emprendedores que quieren abrir un parque de bolas!

Por suerte, los parques de bolas son uno de los parques para niños más fáciles de construir (¡y lo más divertido para ellos!), y por este y más motivos, a continuación se describirán los pasos a seguir en la construcción de un parque de bolas.

Pasos para construir un parque de bolas

  1. Evaluar para quién será construído el parque de bolas, es decir, la edad y tamaño del niño en cuestión, porque a partir de aquí es que se podrá establecer las dimensiones del parque de bolas.
  2. Visualizar cuántos niños podrán jugar dentro del parque al mismo tiempo, porque esto también afectará las dimensiones, ya que, por ejemplo, si llega visita y entre ellos está un grupo de 5 niños y la piscina tiene capacidad para 3, el juego dentro del parque se convertirá en un caos.
  3. Una vez que ya se tenga la información a la mano, es momento de evaluar cuáles serán las dimensiones del parque de bolas y dónde se ubicará. Si es en una casa, por ejemplo, se debe ubicar en un sitio donde no estorbe y que, además, esté protegido del medio ambiente, por lo que los patios traseros quedan descartados (a menos que se utilice una malla protectora).
  4. Luego de analizar que el sitio cumple con las dimensiones que requerirá el parque, es momento de medir el ancho y la altura del espacio de ocio. Cabe destacar que el ancho dependerá de cuán grande será el parque, y la altura, deberá calcularse de acuerdo a la altura que tenga el infante sentado, porque debe tener una profundidad que le permita al niño jugar sin correr el riesgo de quedar sumergido.
  5. Cuando ya se tenga la altura y el ancho que tendrá el parque de bolas, es momento de comprar los materiales.
  6. Los materiales que se requieren para construir un parque de bolas resistente, cómodo y seguro son los siguientes: bolas de colores, alfombra, gomaespuma gruesa y tubos metálicos (esto último es necesario si se quiere hacer una piscina grande en un parque infantil).
  7. A continuación hay que cortar la gomaespuma de acuerdo a las medidas que se sacaron al principio, es decir, la altura y el ancho que debe tener los bordes de la piscina de bolas. Para cortar la gomaespuma se recomienda utilizar un cuchillo afilado que haya sido humedecido con agua, para facilitar el corte.
  8. Una vez que se haya cortado la gomaespuma, se deben forrar con una tela de algodón (esta puede ser de otro tipo de material, pero la idea es que sea suave y que no lastime la piel de los niños).
  9. Se debe moldear la gomaespuma hasta obtener la forma deseada: una piscina cuadrada o una circular. Si es cuadrada se debe cortar 4 piezas y unirlas en los extremos hasta formar el cuadrado; en cambio, si es circular, sólo hace falta cortar unas piezas y unirlas.
  10. Con la ayuda de un pegamento (que esté especializado para éste tipo de material), se debe presionar cada uno de los extremos de la gomaespuma hasta que sequen.
  11. Una vez que la forma del parque de bolas esté terminada, queda verificar si la alfombra tiene el mismo tamaño. Es importante recordar que la alfrombra debe de ser de goma, porque es necesario contar con un material que pueda amortiguar un golpe. Otra opción es comprar una colchoneta o una alfombra antigolpes para bebé.
  12. Luego de colocar la alfombra, sólo queda llenar la piscina con todas las bolas necesarias hasta llenarlo. Lo ideal es comprar bolas de un mismo tamaño, pero de diferentes colores.

¡Así de fácil se puede construir un parque de bolas en la casa o en un espacio de ocio infantil dentro de un centro comercial! Sólo hay que tener en cuenta a quién está dirigido el parque y cuál será la capacidad que tendrá. En pocas palabras, antes de construir el parque es necesario visualizar cuántas personas (bebés, niños, adolescentes o adultos) podrán estar en él simultáneamente.

Costo de un parque de bolas

El costo de un parque de bolas por hora depende de la ciudad, y si se encuentra en alquiler o no. Cabe destacar que si se tiene interés en instalar uno, ya sea en un parque infantil para uso comercial o en la casa, los precios cambiarán. Evidentemente, mientras más grande sea el parque de bolas, mayor será el costo.

En algunas ciudades, el alquiler de un parque de bolas rondan los 5 o 10 dólares por hora, pero el asunto cambia totalmente cuando se desea comprar uno. Para empezar, hay dos formas de adquirir un parque de bolas: comprando uno ya hecho, pero que suelen ser pequeños, y dos, comprar cada uno de los materiales que conforman al parque y luego construirlo. Si la segunda opción es la elegida, hay que tomar en cuenta el costo de los mismos.

Un parque de bolas resistente y duradero se puede construir con pocos materiales, y su magnitud dependerá de la edad del infante. Y es que los parques para niños de 1 a 3 años de edad son mucho más pequeños y por ende requieren de menos materiales para construirlos. Básicamente, mientras más edad tenga el niño, más grande debe ser el parque.

Dependiendo de la calidad de los materiales, se estima que el costo para un parque de bolas pequeño (para 2 o 3 personas como máximo) es de $500 aproximadamente. Pero cabe resaltar que este costo no esta escrito en piedra, ya que los precios tienen un alto nivel de flexibilidad.

Por suerte, si no se cuenta con un presupuesto elevado, en tiendas en línea se puede conseguir los materiales a precios muy económicos. Un ejemplo de ello es Amazon, donde se puede adquirir la mayoría de los materiales que se requiere para construir un parque de bolas por unos pocos dólares.

Conclusión

¿Vale la pena construir un parque de bolas desde cero? La respuesta es si. Ya sea que se quiera instalar una piscina de bolas en la casa o en un parque infantil, éste es uno de los juegos más llamativos y seguros para los niños, lo que lo convierte en la opción ideal de todo aquel que esté dispuesto a hacer la inversión.

Estos parques se pueden construir con pocos materiales, pero para aquellos que no tengan conocimiento en construcción o que no tengan el tiempo para hacerlo, también se pueden encontrar parques de bolas en tiendas locales o en línea. Sin embargo, en el caso de este último, hay que destacar que la mayoría de los modelos que se encuentran en Internet son para niños de 2 a 5 años de edad, por lo que será misión imposible encontrar un modelo grande para más personas.

Los parques de bolas pueden ser de diferentes tamaños, pero lo que determinará la magnitud que tendrá será la edad y el limite de personas que podrán jugar dentro de ese espacio. Evidentemente, mientras más grandes sean los niños, más grande será la piscina. Sin embargo, si se ha optado por crear el parque de bolas desde cero, es probable que con la ayuda de un poco de gomaespuma se pueda ampliar el espacio y adaptarlo a los nuevos propietarios.

Por otro lado, los parques de bolas también se pueden adquirir por medio de un fabricante de juegos infantiles para parques, los cuales están especializados en la construción de todo tipo de espacios de ocio infantil, buscando crear una zona segura, divertida y comoda para los niños. No obstante, para obtener un modelo, es necesario contactar a la empresa y verificar los montos y los modelos disponibles.

En general, los parques de bolas son una excelente inversión, y los más pequeños de la casa lo agradecerán. Son uno de los pocos juegos infantiles que mantienen entretenidos a los niños por horas mientras están realizando ejercicio. ¿Qué más se podría pedir?

Deja un comentario

Cerrar menú